Nueva Generación de Arte en Mate
TuWeb
Nueva Generación de Arte en Mate
Mis aficiones
Álbum de Fotos
Mis enlaces
 
Nueva Generación de Arte en Mate

En el Perú prehispánico el uso del mate tuvo un importante papel funcional tanto en lo ritual como en lo doméstico. Fue un referente real en las formas de la cerámica. Y aun en nuestros días es un claro exponente que se resiste a desaparecer.

Su importante papel funcional se ha dado de manifiesto en todas las sociedades prehispánicas de la región costera del Perú.
La necesidad de redefinir el arte en el mate, aprovechando las formas que nos ofrece este fruto, dio lugar a nuevos diseños aplicando composiciones inspiradas en el arte mochica y en las costumbres de los pueblos de Lambayeque.

Foto
Foto
Foto

El Mate Continuidad Artesanal Ancestral en la Costa Norte del Perú

En el Perú el uso de los Mates tiene una larga historia. Aparece con la horticultura, en la fase más temprana del Perú prehispánico y en diversos puntos o regiones del país manifiesta una continuidad cultural que permanece hasta nuestros días. En la costa Norte este original fruto ha cumplido roles protagónicos significativos, tanto en la función domestica, ritual, ceremonial y curativa. En la región Lambayeque aún se mantiene su uso sobre todo en los poblados que aun conservan latente las tradiciones propias como Morrope, Túcume, algunos poblados de Ferreñafe, etc.
El mate o calabaza no es otra cosa que el fruto de la Lagenaria siceraria, generalmente crece en climas secos y bastante cálidos. Sus frutos presentan una diversidad de formas: alargadas, redondas botelliformes, se lo clasifica en el grupo de las plantas artesanales cultivadas.
Las evidencias Arqueológicas más tempranas del Mate, (2,500 años a.c) se han hallado en Huaca Prieta en el valle de Chicama- La Libertad donde Junios Bird dio a conocer la presencia de mates decorados mostrando diseños estilizados. En la sociedad Mochica los mates servían de contenedores de sangre en las practicas rituales, así mismo en las practicas funerarias, Lambayeque, los mates eran colocados junto al cadáver como ofrendas conteniendo alimentos que debía de ser útil en la otra vida. En lo musical el mate recibe el nombre de sonaja o Chachalchas, los brujos curanderos también la utilizan dentro de la sesiones de curanderismo con el nombre de Chungana, a la vez es considerado un elemento curativo ya que con el se “soba” la parte adolorida del paciente, También es objeto unido a la bebida ritual “la chicha” tanto en las ceremonias de gran significado religioso como en el socializar diario de los pobladores. Estos usos hacen del mate
Técnicas Decorativas Ancestrales en los Mates
Los mates decorados han tenido trascendencia a través del tiempo, y ya estaban presentes en épocas tempranas como una manifestación artística de gran significado.
El Burilado es una técnica decorativa muy antigua, que consiste, en realizar trazos en la superficie externa del Mate, para ello se utiliza una herramienta punzo cortante.
El pirograbado, hace uso del fuego y consiste en realizar líneas oscuras grabadas como resultado de la quemadura superficial, empleándose antiguamente trozos pequeños de madera candente (tizones). En la actualidad se ha sofisticado haciéndose uso de pirógrafos eléctricos.
Hoy en día en algunos poblados de la costa norte aún se puede observar la existencia de familias dedicadas a esta antigua labor, la cual se ha ido difundiendo de padres a hijos por mucho tiempo. Ellos manifiestan que esta actividad la aprendieron de los miembros de su familia, principalmente de sus padres y tíos, esto nos indica que no hubo una instrucción forzada, toda enseñanza se adquirió con aceptación como prueba de su habilidad innata en la labor artesanal y debido a ello actualmente se viene reconociendo la importancia de la manifestación de esta cultura material, que forma parte de la identidad de pueblos de viejas tradiciones.


Bibliografía:

Bird, Junius.
1949. El Arte Precerámico en Huaca Prieta. Revista Peruana Cultural N° 3: pag.279-286. Instituto de Estudios Andinos Berkeley-California.

Hocquenghem , A. M.
1989. Iconografía Mochica. Pontificia Universidad Católica, Fondo Editorial. Lima
McCleland, D.
1977. The Ulluchu Simbolic Fruit. En: Precolumbian Art History. pp. 435-452. Cordy- Collins y Stern (eds). Peak Publication. Palo Alto.

Narváez, Alfredo.
1994. Mates y Religiosidad en los Andes: Tucume. En: Revista Investigar Año I, Nº 1: pp. 90-104. Trujillo.

Palomino, Diego.
1934. La Lagenaria. En: Revista del Museo Nacional de Lima Tomo III, Nº 3: pág. 313 Lima.



ESCRÍBEME:
Me interesa tu opinión